Un sorprendente uso para la celosía cerámica



Tenía ganas de volver al blog (el día a día me ha absorbido, I´m sorry) para enseñaros proyectos como este. Ritmo lento, ingredientes cuidadosamente seleccionados y elaboración simple pero que prima la calidad de los materiales. Eso es lo que podemos encontrar si visitamos Rulli carasau, en Bergamo, un negocio de street-food que recibe su nombre del pan Carasau, propio de Cerdeña, trabajado en forma de rulos con una decena de combinaciones posibles, que cambian según la estación.

Más allá de lo que se come, que también, nos interesa cómo la arquitectura del lugar ha sido fiel a la propia filosofía de la cocina. Un espacio sencillo  y minimalista que no deja de ser cálido, que concibe una propuesta muy original con muy pocos materiales entre los que destaca la escultórica pared de celosía cerámica. La aproximación al ladrillo de toda la vida, con la geométrica presentación de la celosía se la debemos a la italiana Mutina (y a la colección Tierras diseñada por Patricia Urquiola).



En este proyecto de Aris Architects se demuestra que sencillo nunca quiso decir simple, ¿verdad?








Si te interesa la tendencia de las celosías o rejillas de cerámica u hormigón, ya sea para un cerramiento, una valla o para un uso decorativo, como aquí, no te pierdas este post "Bloques decorativos de hormigón: una tendencia de vuelta".


Imágenes

Un dormitorio para un apartamento de playa + shopping online


Actual, neutro, relajado, fácil de limpiar y muy confortable. Esas son las premisas que manejamos en la decoración de este apartamento de playa, y estos que os muestro son los avances en el dormitorio principal. Un sencillo lavado de cara para eliminar el color vainilla de las paredes, tan de los 90, y para devolver al dormitorio a día de hoy. El punto de partida ha sido la funda nórdica en color topo claro, con un gran motivo vegetal en tono turquesa, de la firma Burrito Blanco. He colaborado con la marca en otras ocasiones y tengo que decir que la calidad de sus productos es insuperable: tejidos naturales y muy frescos, súperagradables al contacto con la piel. Siempre digo lo mismo; podremos no tener una casa de lujo, pero hay determinados lujos que son asequibles y que hacen que apreciemos los momentos con todos nuestros sentidos: ducharte bajo un gran rociador, caminar descalza sobre una alfombra mullida, o dormir con las mejores sábanas, ¡no renuncies nunca a eso!





El cabecero es de piel sintética con efecto trenzado, como os decía, cómodo para limpiar sobre todo teniendo en cuenta que se trata de una segunda residencia. Las mesitas con patas en aspa tienen el aire de la decoración náutica tradicional, pero al estar lacadas en blanco resultan  más ligeras. Los apliques, de acero lacado, son oscilantes para poder dirigir la luz hacia el techo o hacia el suelo indistintamente.Las lámparas de la mesilla tienen el pie sencillo con el toque tendencia del cobre y las pantallas en gris como el cabecero.

En esta foto podéis ver el detalle de la funda nórdica de Burrito Blanco, no he conseguido plancharla como quería de tanta ansia por enseñarla, pero seguro que apreciáis bien el estampado. El dormitorio no está terminado, faltan bastantes detalles, una cómoda, otras alfombras para los pies de la cama, etc., pero poco a poco vamos completando. Espero que os guste!!

Funda nórdica: Burrito blanco - aquí
Mesitas: Amazon
Cabecero: Ventamueblesonline
Lámparas de noche: Maisons du Monde
Sillón: Ventamueblesonline


Dos dormitorios neutros muy actuales + bonus: el resto del piso no defrauda


Hace días que quiero enseñaros estos dos dormitorios, que forman parte de un apartamento en tonos neutros, sobrios pero nada aburridos, gracias a los múltiples detalles y a los toques de color aquí y allá (especialmente en el salón). Lo que me ha gustado es la dosis extra de confort que, como podréis ver, campea por toda la casa: cabeceros tapizados lisos, cojines mullidos con estampados a contraste, plaids, sillas de nuevo tapizadas y ¡atención! un pequeño sofá como banco en el comedor, probando que es posible tener mobiliario multifuncional que da más versatilidad a los espacios pequeños. 


Las mesitas del dormitorio uno son iguales, pero se ha roto el esquema simétrico con las láminas en blanco y negro apoyadas sobre el cabecero. En el dormitorio que está bajo estas líneas, en cambio, una luz de techo colocada a la altura de la mesita completa la altura que esta no tiene mientras que, al otro lado de la cama, un espejo redondo y una original mesilla alta delimitan una zona de tocador.





En el baño nos quedamos con la bañera exenta, un plus de estilo, y no nos podemos olvidar de nombrar a los clásicos azulejos de 20x20 cms. en blanco. No son ninguna novedad, aunque arrojan un poco de luz a los amantes de los azulejos metro; aquí se han colocado intercalados de forma que ya no muestran el clásico patrón cuadriculado de estos azulejos. 


Sin más problemas, han repetido azulejos en la cocina (personalmente me hubiera inclinado por otra solución, ya que al estar la cocina abierta al salón comedor, y sobre todo siendo como es de un estilo contemporáneo pero muy cuidado, creo que no son el mejor material ahí (¿qué tal un cristal sobre la encimera, y la zona superior del mismo color que el resto de la estancia? ¿o qué tal un mármol blanco con pocas vetas en gris por toda la pared?).






¿Te apuntas a los neutros en casa?



Tendencias de color en decoración 2018: los colores que van a triunfar



Pues sí, ya está estrenado y es un gustazo conocerlo personalmente pero ahora llega la pregunta clave que nos interesa a todos los que amamos la decoración: ¿qué nos vas a traer en materia de decoración, querido año nuevo? ¿En qué tonos vamos a decorar? ¿Cuáles son las tendencias de decoración y de color para el 2018?


- Terracotta, siena, rojo: los tonos tierra con tintes rojizos van ganando interés en la decoración de 2018. Tintes oxidados, tonalidades caldera profundas que combinan a la perfección con accesorios y complementos de cerámica.


En la imagen superior, Rustikk Terracotta y, en la inferior, Whispering Red, ambos de pinturas Jotun.


- El Millennial Pink combinado con Burdeos es la continuación de una tendencia muy marcada en cuanto a color, la del rosa que ha sido absoluto protagonista de la decoración durante este año. La escala cromática se vuelve más cálida aunque se combine con materiales fríos como el mármol, blanco o gris con la veta muy marcada, y en paneles XL, si podemos elegir.

- Azul profundo o azul noche: los sofás, sillones y pufs abandonan los tonos neutros, los grises, los topos y los tonos desvaídos y súper versátiles y súper prácticos en pos del color. Todo gira alrededor del color cuando se trata de decorar un salón; con colores como el azul profundo resaltan las formas de cada una de las piezas tapizadas, invirtiendo la regla clásica de acentuar con cojines o complementos. Si queremos acentuar, lo haremos a lo grande, y en el sofá está la clave para hacerlo.



- Del Millennial Pink al lila: otra transformación natural antes de que nos saturemos del rosa es llevarlo a otro tono, diferente pero igualmente atractivo, y los cazadores de tendencias parece que se han puesto de acuerdo en que sea algún tono de lila, o incluso de amatista. Lo vemos en estas fantásticas alfombras de Doshi Levien para Kettal, la colección Geometrics:


El color del año para Bruguer se llama Palo de Rosa (arriesgando menos... y de nuevo combinado con marrones o burdeos):



mientras que Valentine arriesga y lo da todo por el amatista:



- Más verde, más greenery: las plantas son un recurso estupendo para decorar; las verás decorando verticalmente las paredes, colgando del techo o de cualquier forma creativa, y también en paredes, textil y mobiliario. El verde seco se combina con un intenso verde abeto algo menos "joya" que hasta ahora; el color esmeralda que ha sido tendencia se vuelve más sereno. Verde sobre verde, en casi todas sus versiones.




El mundo del interiorismo no para de evolucionar, aunque lo haga gradualmente y aunque, como en la moda, las tendencias vayan introduciéndose con timidez hasta que alguna de ellas se convierte en masiva y llega hasta las estanterías de la mínima sección de mobiliario o de decoración que pueda tener el hipermercado de turno. Cuando la tendencia ya es capaz de conquistar esos espacios, está tan implementada que roza su propio agotamiento. Mientras tanto, la vamos a ver colonizar ferias de tendencias y de deco, imágenes e imágenes de Pinterest. 

Afortunadamente, el proceso no es tan rápido como en la moda, ni tampoco pasa tan rápido. Igual que cuando hablamos de estilo personal a la hora de vestir, en interiorismo juega un papel importantísimo la preexistencia (no es tan fácil deshacerse de todo lo que tenemos en casa y empezar de cero cada temporada), y los gustos de cada uno. Adaptar las tendencias a nosotros, quedarnos con lo que nos gusta y hacerlo funcionar en nuestra casa es la parte divertida de este análisis, más placentero que exhaustivo, de todas las tendencias de color 2018.

¿Cuál es tu tendencia? ¿Por qué color lo darías todo esta temporada?


Imágenes 1 y 2. Jotun 3. hm home 4.  56. 7. 89. 10. 11.

10 ideas de decoración navideña para una Navidad de 10



La casa de la estilista y fotógrafa Lene Samsø es un gran cubo blanco que realza cada una de las piezas, la mayoría de estilo vintage industrial, con las que lo ha amueblado. Espacios perfectos para disfrutar la Navidad en compañía, de los que podemos extraer algunas buenas ideas de decoración de Navidad en clave natural. Así que vamos ya con esas 10 ideas de decoración navideña con las que crear el ambiente ideal en casa estas fiestas:


1. Decoración natural con ramas secas: con unas ramas, entrelazadas entre sí, y colgadas del techo consigues centrar la atención en el punto de reunión clásico de Navidad, la mesa del comedor. Entre las lámparas o sustituyéndolas si no tienes punto de luz en esta zona, puedes crear una decoración muy escultórica y, por ejemplo, colgar de ellas sencillos adornos de cerámica blanca. Los adornos de cerámica son muy fáciles de hacer utilizando cortapastas.



2. Crea adornos con papel: además de con cerámica, puedes hacer copos de nieve, estrellas,... ponte las pilas con la papiroflexia navideña, siempre en color blanco, para decorar la mesa navideña.


3. Añade velas, muchas velas. En color blanco también, si no quieres abandonar el esquema monocromático tan propio de la decoración natural o rústica. Quedan genial colocadas directamente sobre la mesa, sin mantel. El estilismo perfecto con velas pasa por utilizar diferentes grosores y diferentes alturas.


4. Haz del comedor el centro de interés, sobre todo si la mesa tiene un tablero impresionante, de madera maciza, como el de las imágenes. De estilo industrial, con pátina y carácter, son las mesas que he encontrado hace poco en la web de p-i-b home; merece la pena echar un vistazo a su selección de mobiliario y, más concretamente, a la de mesas industriales vintage. En Navidad es imprescindible poner a punto el comedor para recibir a la familia y a los amigos, y para hacer interminables las tardes de conversación y de juegos.


5. Incorpora un extra de calidez: mantitas de lana, cojines peluditos,... accesoriza la zona de salón para que sea muy apetecible y calentita. ¿Que no tienes chimenea? No hay problema, busca en Youtube un video de jazz navideño, con hipnotizantes imágenes de llamas, acompañados por el suave crepitar de los troncos. Sólo te falta el pijama de franela a cuadros ;-)


6. Dosifica el verde: el abeto natural lo es todo en cuanto a decoración navideña, y es tan simbólico que no necesita más ornamentación. Si no quieres invertir en un abeto natural porque tras las fiestas temes que se seque y no tienes donde trasplantarlo, no renuncies al toque fresco de una rama natural. Este año hemos comprado una rama grande en un vivero, y con ella hemos hecho varios adornos. Llévalos a un rincón del salón, al recibidor, crea una corona para la puerta, ... las posibilidades son infinitas.


7. Comparte el espíritu navideño: haz galletas, bombones, adornos naturales,.... y regala, completa con ellos tu felicitación navideña y comparte, por qué no, también una copa de vino en la cocina y una buena conversación.



8. Llévate la Navidad a cada rincón: en la imagen inferior, un espacio de trabajo muy sencillo, también de estilo industrial, con una silla metálica y una mesa de estudio con caballetes. El resto del año, el espacio es algo más parco pero, en Navidad, al adornarlo con un arbolito de ramas, gana un 


9. Invierte en piezas especiales: a nadie amarga un dulce... ni tampoco un capricho. Un bol de porcelana fina, una fuente con forma de estrella (como la de la imagen), una bandejita para servir los dulces, unos servilleteros, unos platitos para el pan,... La Navidad es el momento (y la excusa) perfecta para ir aumentando la colección de piezas para servir. Seguro que te apetece más organizar citas en casa si cuentas con un menaje especial que, además, te recordará siempre a esta época del año.



10. Y relájate: la Navidad está para disfrutar. Si te estresa, ya es un poquito menos Navidad, por eso, tu casa en estos días también tiene que ser un remanso de paz: aromatiza con canela, naranja o muérdago, todo un bálsamo para los sentidos. Tómate un respiro... y empieza a prepararte para la siguiente cena ;-)




Que tengas una MUY FELIZ NAVIDAD!!!


Imágenes: Inside Out

Novedades en casa: el comedor Ypperlig

Seguro que ya conocéis la última colaboración de Ikea con los diseñadores de Hay; de hecho, os hablé de las piezas que iban a componer la colección en este post - Hay para Ikea, allá por el mes de julio. Pues bien, Ypperlig, que es el nombre que recibe, ya es una realidad en la casa que disfrutamos muchísimos fines de semana. Es una casa no demasiado grande pero sobre todo caracterizada por estar pensada para disfrutar, muy abierta y con espacios que se suceden entre el recibidor, la zona de trabajo, el comedor, la cocina y el salón. Hace muy poco renovamos la zona de comedor  con la mesa de comedor Ypperlig y estamos emocionados con el resultado.


La mesa es para seis personas, pero en realidad es lo suficientemente grande como para ocho un poquito más justitas. Ocho son las sillas que ya teníamos, en un color menta que se repite también en otras piezas de la colección Ypperlig. Las compramos en una tienda de segunda mano y me gusta cómo quedan con el aire de despreocupación general de toda la casa. Pasamos muy buenos ratos en ella, pero no son la mayoría, así que la casa está compuesta un poco sobre la marcha. La mesa, como os decía, tiene dos metros de largo por lo que se adapta perfectamente a una zona de paso como esta; el tablero está formado por tres tablones con una mínima separación entre sí, con lo que también nos sirve perfectamente si queremos enchufar el portátil en un momento y esconder los cables entre las tablas.



El estilo de la casa, pero sobre todo de esta zona del comedor, es decididamente nórdico. El suelo es una tarima blanca, también de Ikea (tarima Tundra) que nos ayuda mucho a reflejar la luz de las calles, al fondo y a ambos lados de la casa, que son hoy por hoy la única fuente de luz natural que tiene. La zona de cocina, junto a este ambiente, ya tiene suelo de cerámica, pero el resto de la casa cuenta con la tarima que os comentaba. Hasta el momento, la experiencia con el suelo blanco es buena :-)

Por otro lado, como veis, la paleta de color, es limitada: el tono abedul de la madera, el blanco de las paredes y sobre ella la textura en relieve de las golondrinas (simplemente las adoro: las compré en Simple - Valencia), y el verde seco de las sillas, las ramas de eucalipto y la damajuana de vidrio. Sin pensarlo mucho, el verde se ha ido convirtiendo en el color de la casa.


Os dejo con un aperitivo de domingo con otros complementos de la colección Ypperlig: una bandeja y dos recipientes metálicos con tapa. Ahora son nuestro servilletero y nuestra "pistachera" oficial.
¿Qué os parece? ¿Os gusta el aire nórdico de Ypperlig?





© Ministry of Deco | Diseño por Photonica