Novedades en casa: el comedor Ypperlig

Seguro que ya conocéis la última colaboración de Ikea con los diseñadores de Hay; de hecho, os hablé de las piezas que iban a componer la colección en este post - Hay para Ikea, allá por el mes de julio. Pues bien, Ypperlig, que es el nombre que recibe, ya es una realidad en la casa que disfrutamos muchísimos fines de semana. Es una casa no demasiado grande pero sobre todo caracterizada por estar pensada para disfrutar, muy abierta y con espacios que se suceden entre el recibidor, la zona de trabajo, el comedor, la cocina y el salón. Hace muy poco renovamos la zona de comedor  con la mesa de comedor Ypperlig y estamos emocionados con el resultado.


La mesa es para seis personas, pero en realidad es lo suficientemente grande como para ocho un poquito más justitas. Ocho son las sillas que ya teníamos, en un color menta que se repite también en otras piezas de la colección Ypperlig. Las compramos en una tienda de segunda mano y me gusta cómo quedan con el aire de despreocupación general de toda la casa. Pasamos muy buenos ratos en ella, pero no son la mayoría, así que la casa está compuesta un poco sobre la marcha. La mesa, como os decía, tiene dos metros de largo por lo que se adapta perfectamente a una zona de paso como esta; el tablero está formado por tres tablones con una mínima separación entre sí, con lo que también nos sirve perfectamente si queremos enchufar el portátil en un momento y esconder los cables entre las tablas.



El estilo de la casa, pero sobre todo de esta zona del comedor, es decididamente nórdico. El suelo es una tarima blanca, también de Ikea (tarima Tundra) que nos ayuda mucho a reflejar la luz de las calles, al fondo y a ambos lados de la casa, que son hoy por hoy la única fuente de luz natural que tiene. La zona de cocina, junto a este ambiente, ya tiene suelo de cerámica, pero el resto de la casa cuenta con la tarima que os comentaba. Hasta el momento, la experiencia con el suelo blanco es buena :-)

Por otro lado, como veis, la paleta de color, es limitada: el tono abedul de la madera, el blanco de las paredes y sobre ella la textura en relieve de las golondrinas (simplemente las adoro: las compré en Simple - Valencia), y el verde seco de las sillas, las ramas de eucalipto y la damajuana de vidrio. Sin pensarlo mucho, el verde se ha ido convirtiendo en el color de la casa.


Os dejo con un aperitivo de domingo con otros complementos de la colección Ypperlig: una bandeja y dos recipientes metálicos con tapa. Ahora son nuestro servilletero y nuestra "pistachera" oficial.
¿Qué os parece? ¿Os gusta el aire nórdico de Ypperlig?





Rue Vintage 74 o el placer de redescubrir las antigüedades




Las imágenes que ilustran este post son las del editorial El Hermitage, con el que la tienda online Rue Vintage 74, y su creadora, Piluca Hueso, ponen de manifiesto que hay muchas maneras de vender muebles y antigüedades. La suya es, sencillamente, brutal. Igualmente, brutales son las imágenes con las que una tienda caracterizada siempre por ofrecer a sus clientes piezas singulares y auténticas  organiza sus últimos hallazgos. Todos se pueden encontrar online y también en su espacio físico, la Trastienda de Rue Vintage 74. Cada vez que Piluca publica alguna pieza italiana de los cincuenta simplemente no puedo dejar de suspirar.



La temática está muy definida. Tal y como cuentan en el editorial:

"En San Petersburgo, a orillas del río Neva, donde en invierno la luz se esconde y el hielo lo cubre todo, existe un majestuoso palacio, residencia de zares, y albergue de las más importantes obras de arte.
Esto es El Hermitage, un paso fantástico lleno de misterio donde los salones contiguos desembocan en puertas secretas. Un desfile de piezas del pasado que conviven con otras contemporáneas, un baile donde el arte y el diseño se funden en un paseo íntimo, inquietante y clandestino por este Palacio de Invierno. Bienvenido."
















Se pueden hacer catálogos, fotos para e-commerce, se pueden hacer colaboraciones y estilismos. Y luego se puede hacer esto. No dejéis de seguir a @ruevintage74 en Instagram porque promete mucha más inspiración. ¡Enhorabuena Piluca y larga vida a Rue Vintage 74!

Las oficinas de la supermodelo y emprendedora Karlie Kloss


No todos los días se encuentra una con una historia que rompe los estereotipos. O que me los rompe a mí que tampoco estoy muy puesta en la vida de las celebrities y las modelos, y me sorprende que tengan inquietudes potentes fuera del ritmo frenético al que están acostumbradas, con tantos desplazamientos por el globo y tantísimas portadas, como es el caso de Karlie Kloss. La supermodelo, de "solo" 25 años (y digo esto porque entonces me parece que la juventud viene arrasando muy muy fuerte, jeje), además del trabajo por el que es más conocida, desde hace algunos años es una apasionada de la tecnología, ya que hace unos años empezó a disfrutar escribiendo código. 




Pues bien, ese interés ha sabido canalizarlo en una fuerte herramienta para poner en marcha cursos y campamentos para chicas, con el objetivo de introducirlas en el mundo de la codificación, para que sean capaces de crear sus propias apps, y abrirles un mundo de posibilidades con ello. A través de su iniciativa,  Kode with Klossy, muchas niñas y jóvenes abren los ojos a un sector, el tecnológico, que quizá a primera vista no les había resultado interesante.


Su espacio dice mucho de ella. Kloss quería tener unas oficinas en las que se sintiera como en casa, y donde pudiera llevar familia y amigos. Así, los códigos estilísticos tienen mucho que ver con lo que estamos acostumbrados a ver en un entorno doméstico: sillones con mullidos cojines, un comedor cómodo donde además organiza cenas, y una cocina lo suficientemente atractiva como para grabar videos porque parece ser que es una apasionada de las galletas. Dios mío, con tanta gente haciendo videos, es completamente imposible estar al día pero, en cualquier caso me ha encantado conocer la historia detrás de Karlie y de su espacio de trabajo. Muy Pinterest, sin duda, pero, no en vano, ella misma comenta que se inspiró mucho en Pinterest como punto de partida para encontrar su propio estilo y para llevarlo a cabo junto a la interiorista que la acompañó en el proyecto.




Iniciativas chulas en un espacio chulo... son un rotundo éxito, ¿no os parece?


Una idea, dos presupuestos: estantes de pared


Cuando he desgranado las novedades de Ikea me he encontrado con una idea que me ha resultado muy familiar, a ver qué opináis. Los estantes para cuadros Billsasen, en unos suaves tonos pastel, me han traído a la memoria a los estantes Corniche, de los hermanos Bouroullec para Vitra. Parece que la fuente de inspiración ha sido bastante intensa, o al menos a mí me ha parecido que el referente de diseño ha estado bastante claro. Los estantes suecos vienen con unas pequeñas hendiduras para poder introducir láminas y asegurarnos que no caen, mientras que los de los franceses se editan en laca brillo en colores mucho más fuertes, como el rojo, el naranja o el negro.
Las diferencias en cuanto a acabados y estética son notables, pero también están en los precios: el juego de tres Billsasen en Ikea puede ser tuyo por 17,99 €. El estante Corniche de Vitra parte de los 54 € del estante pequeño hasta los 80 del grande.

La cocina con isla definitiva


Si, en cualquier casa, la cocina acaba convirtiéndose en el centro de operaciones, imagínate que, además, la cocina está presidida por una isla central. Imagínate que esta cocina con isla central tiene un amplio espacio de almacenaje, una superficie cuadrada de trabajo, gigante, y cuatro taburetes para usarla desde los desayunos hasta las cenas. Perfecta, ¿verdad?


Es la cocina de Laura Butler-Maddenhttp://www.laurabutlermadden.com/home-kitchen-tour/, interiorista y blogger. No podemos negar que el espacio rebosa encanto sin dejar de ser muy práctico. Evidentemente, una cocina con una isla de estas dimensiones necesita metros cuadrados para poder lucirse con todo esplendor, para permitir la circulación alrededor de la isla y para que resulte cómoda a todos los que la usan. Lo han conseguido eliminando tabiques y creando un espacio abierto que comprende cocina, comedor y salón, todo en una misma gama de color y usando materiales distintos aunque perfectamente complementarios entre sí. Fijaos en la mesa, con doce sillas, perfecta para familias numerosas y para familias muy sociables a las que les encanta tener invitados.



Me quedo con unos cuantos detalles que aportan: por un lado, arte en la cocina, con un gran cuadro abstracto que centra la atención de uno de los laterales. Por otro lado, una cocina clásica, creo que es una AGA, ¿a quién no le encantan? En tercer lugar (en la imagen superior) un antepecho de cocina que no sube más de cuarenta centímetros, lo necesario para evitar salpicaduras y proteger la pared. El resto, con pintura lisa, lo que permite cambiar el color cada cierto tiempo para reinventar el espacio. Todos sabemos que de vez en cuando hay que hacerlo, por el propio gusto de renovar.





Un poco extraño resulta, eso sí, que no exista (al menos no a la vista) ningún sistema de extracción de humos en la cocina. No sé, probablemente cuando tienen que asar sardinas lo hacen en la terraza ;-)


Más cosas interesantes: el mármol. Una auténtica preciosidad cuya veta se reproduce de nuevo en el cuadro de la pared. En la isla, el mármol es mucho más ancho, está recrecido y da una sensación de solidez preciosa.



Aunque todavía no haya llegado el periodo de exámenes, le doy un 10 a Laura. Para vosotros, ¿qué tiene que tener una cocina de diez?



Sea, el mar caleidoscópico



Hay algunos códigos de color que nos remiten a un referente claramente; así, si tenemos que hablar del ambiente de mar, los icónicos azul marino y blanco nos van a remitir sin duda a la vida marinera, al verano en su más amplio sentido. Pero, según las latitudes y las culturas, el binomio más clásico se complementa con coral, azul turquesa, aguamarina,... y así hasta llegar a una explosión de color, en el que tiene cabida incluso el blanco y negro. Lo importante, hablando de verano y de mar, es que la paleta elegida, y los materiales, rezumen frescura, con algo de tradición, por aquello de la nostalgia de los veranos pasados. Alegría, color y dinamismo es lo que Jessica Bataille, a través de su nueva tienda Sea, ha conseguido condensar en un espacio en el que están todos los veranos. Veranos que huyen de las complicaciones, de lo impostado y de lo artificial, que combinen barro, esparto y cerámica con color, mucho color. 




Sea es una de esas tiendas bonitas de decoración que seguro siempre tiene algo nuevo que ofrecer; está en el puerto de Jávea, la tengo muy cerquita y es una cita imperdible si estáis por Alicante y sois unos incondicionales y fieles devotos de la decoración. En ella me encantó encontrar piezas de Tomy K, (cojines, textil para cocina, fragancias para la casa,...) y pósters de Workhouse Collective, un estudio multidisciplinar de imagen y branding que también está localizado en esta zona. 









¿Os apuntáis a sentir el mar de cerca?

SEA!!!!!








HAY para IKEA: la colección Ypperlig dará mucho que hablar


Ypperlig es el nombre de la colección que la firma Hay ha creado para Ikea. Un total de treinta piezas con la factura impecable de los daneses y que podremos encontrar en casa de los suecos. Componen el surtido de la colección sillas, estanterías, una mesa de comedor, iluminación de mesa y de pie, mesas auxiliares tanto metálicas como de madera, accesorios de escritorio, complementos de decoración, textiles y un par de sofás (confieso que el de la primera imagen me ha robado el corazón y ya estoy imaginándole un posible hueco, lo que va a estar complicado).






Solo la estética de colores joya de los fondos (del rubí al zafiro), tan en línea con los estilismos que estamos viendo últimamente -parece que los tonos pasteles y los fondos claros van dejando paso a otros más intensos, más fuertes, tanto en el producto como en cómo lo muestran-, y ya nos hace pensar en la reentrée.




El bonus track de la colección viene de la mano de Frakta, la mítica bolsa de Ikea en azul y amarillo que ahora está casi irreconocible con el lavado de cara que Hay le ha hecho. Práctica, económica y ahora bonita, promete ser un éxito total. Atención porque Ikea quiere seguir trabajando en esta línea de las reediciones especiales de la bolsa Frakta, así que puede ser el momento de volverse coleccionista. Un poco como ya lo hiciera la extinta Vinçon, pero en plástico. Y el año que viene colaboración con Colette (esto es un no parar!).


Y hasta aquí, un  buen motivo para desear que llegue el año escolar, porque parece ser que la colección Ypperlig de Hay para Ikea estará disponible en tiendas a partir de octubre.


Imágenes: 1 a 7. 89

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica